¿A qué se debe ese parón en tu CV?

paron_cv

Quizás a lo largo de tu carrera laboral exista algún periodo de inactividad que es necesario reflejar en tu currículum. En este artículo, te explicaremos cómo responder durante la entrevista de trabajo a qué se debe ese parón.

Las entrevistas provocan nervios e inseguridad, por lo que es importante haber preparado previamente algunas respuestas para que esos nervios no te jueguen una mala pasada.

Una de esas preguntas cuyas respuestas debes tener preparadas es la del parón en tu vida profesional. Es necesario ser claro cuando te pregunten sobre esos tiempos de inactividad que aparecen en tu currículum.

¿Ocultar o no el parón?

Guillermo Ceballos, managing director y headhunter en Talentika, durante uno de nuestros webinars, nos confirmó que el postulante debe incluir ese periodo en su currículum y explicar a qué dedicó en ese tiempo.

Quizás hayas estado desempleado, pero probablemente también habrás dedicado ese tiempo a tu crecimiento personal y/o profesional. Por ejemplo, tal vez ese periodo estuviste viajando, siendo madre o creando tu propia empresa… Brindarle esa información al reclutador, mediante datos, le ayudará a tener una visión más amplia de ti como candidato.

Haber atravesado una etapa de inactividad laboral no es un motivo para descartarte como candidato, según Ceballos; pero el reclutador sí se fija en ello al analizar y revisar tu CV.

Lo que no se incluye en el currículum genera dudas, de modo que el gestor de talento reflexiona sobre qué ha podido suceder en ese tiempo.

En las entrevistas debes ser honesto, por lo que ante dicha pregunta debes responder a qué has dedicado ese tiempo. Todos los motivos son entendibles; al fin y al cabo, somos personas, así que es fácil empatizar con alguien que expone sus razones.

Algunos se toman un tiempo para estudiar un máster, reencontrar su vocación, cuidar a un familiar enfermo, viajar o incluso descansar por motivos relacionados con la salud mental.

Otros, ante estos vacíos, elaboran un CV funcional, basado en habilidades e incluyendo un breve resumen laboral. Para Ceballos, es importante detallar la experiencia profesional ordenada cronológicamente, de más a menos reciente, en el curriculum. Al diseñarlo de este modo, se le facilita la lectura al reclutador.

En estos casos, es importante resaltar los hitos profesionales y el aprendizaje en cada empresa. Ello con el fin de que los ojos del reclutador se centren en esa información más que en las fechas y parones.

Gap year

En algunos países, es muy habitual tomarse un “gap year” (año sabático). Por ejemplo, en Australia muchos estudiantes universitarios dedican un año a viajar y conocer el mundo. Ello también es algo habitual encomunidades como los amish, quienes cuentan con un periodo para experimentar otros modos de vida.

Conocer el mundo te brinda una mayor perspectiva y te ayuda a sentir más paz ante las decisiones tomadas.

“El mundo es como un libro abierto; quien no viaja solamente ha leído la primera página”.

San Agustín

Sin embargo, en Latinoamérica cuesta entender este gap year. Aunque poco a poco dicha percepción va cambiando, se espera una experiencia laboral más lineal, sin menos cambios.

Quizás ese año libre se deba a un despido o a la imposibilidad de encontrar empleo durante ese tiempo. Hubo periodos en los cuales las crisis económicas han afectado a los profesionales, por lo que los reclutadores son conscientes de que en esos momentos no fue fácil volver a empezar cuando el mercado no estaba contratando.

 La hora de la entrevista

Es importante responder siempre en positivo y no permitir que los nervios o la improvisación generen un efecto negativo en el mensaje que se expresa.

Normalmente, las empresas buscan empleados resolutivos y honestos, que se sobrepongan a los inconvenientes y crezcan ante las dificultades. Por tanto, ese parón puede ser un buen ejemplo de ello.

En una entrevista de trabajo, debes mostrarte como una persona proactiva, con ganas de formarte y seguir creciendo como profesional. Si tuviste un parón, debes explicar por qué en esa etapa de tu vida priorizaste algunos aspectos por encima de otros.

Todos somos conscientes de que a veces nos encontramos con situaciones que no dependen de nosotros (un familiar enfermo, un despido, una restructuración de plantilla…). No obstante, la manera de afrontarlas y el aprendizaje logrado gracias a ellas puede suponer un gran aliciente para que te contraten.

Asimismo, debes ser consecuente con las decisiones que has tomado. Por tanto, si consideras que un año sabático era necesario para ti, será fácil justificarlo ante el reclutador.

Es importante elaborar una lista mental o física de lo que deseas destacar sobre ese parón. Por ejemplo, si lo usaste para estudiar un máster, debes sustentar por qué ello era importante para ti, qué aprendiste y cómo viviste ese año estudiando.

5 consejos para preparar tu respuesta sobre el parón

1. Muéstrate orgulloso de ese parón. Explica clara y honestamente a qué dedicaste en ese tiempo, qué habilidades ejercitaste, cuál fue tu objetivo y qué experiencia ganaste.

2. Céntrate en tus habilidades. Es importante identificar qué habilidades, blandas o duras, usaste durante ese periodo. Por ejemplo, si fuiste madre, puedes considerar la capacidad de gestionar momentos de estrés, planificar rutinas, demostrar paciencia… Toda experiencia deja huella en nosotros y eso se ve reflejado en qué tipo de profesionales somos.

3. Incluye tus logros. Ya hemos comentado anteriormente que es importante destacar tus logros en tu CV. También añade esos éxitos de tu año sabático. Por ejemplo, si has estudiado un máster, indícalo en tu formación y destaca aquello que aprendiste.

4. Deja los detalles para la entrevista. No incluyas historias o anécdotas en tu CV; deja esto para la entrevista, cuando el reclutador te pregunte más detenidamente sobre tu experiencia. Recuerda que los gestores de talento cuentan con un tiempo limitado para revisar cada currículum vitae, por lo que debes elaborar tu CV de modo esquemático.  

5. Demuestra que tu interés es a largo plazo. Muchas empresas pueden considerar que esa inestabilidad laboral se deba a que no estás comprometido con tu trabajo. Por ello, en tu carta de presentación y en tu entrevista, debes enfatizar que tu compromiso con la empresa es a largo plazo y que quieres formar parte de ella de manera prolongada.

Ahora ya estás preparado para tus entrevistas de trabajo. Recuerda tus motivaciones y responde de forma honesta y resolutiva las preguntas del reclutador. Un parón laboral no debe ser un inconveniente en tu búsqueda de trabajo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.