Cómo escribir el extracto en tu CV para que te llamen

extracto_CV

El extracto es lo primero que leen los reclutadores; por ello, es muy importante y tiene un lugar preferencial en el currículum.

El extracto profesional es básicamente tu presentación; es un párrafo introductorio en el cual resumes cómo eres, tus intereses y tu motivación para el puesto ofertado. Esta parte es la que permitirá que el gestor de recursos humanos siga o no leyendo tu CV.

Esta información también estará presente en tu carta de presentación; de hecho, en ella debe ser mucho más detallada, pero los reclutadores agradecen que incluyas esta pequeña descripción en el primer documento que leen sobre ti. Considera que no todas las cartas de presentación son leídas, solo las de aquellos que pasan el primer filtro, ya sea automático o manual.

Ahora que sabes que es tan importante, quizás te cueste escribirlo; por ello, se te explicará paso a paso cómo debes elaborarlo.

¿Cómo debe ser un extracto?

La gestión del tiempo se ha convertido en un problema para los reclutadores. El extracto es la nueva forma que tienen los candidatos para presentarse, pero no debe confundirse con la carta de presentación.

Es una forma distinta aunque efectiva de permitir que el reclutador te conozca. Al formar parte del CV, te aseguras de que el gestor tiene acceso a ella.

El extracto es un texto breve: se recomienda que su extensión no supere las 200 palabras. Debe contener palabras clave y verbos para que el mensaje sea potente y atractivo.

Es importante conocer algunas pautas que te ayuden a seleccionar las palabras y frases idóneas para crear un mensaje claro y contundente.

Estructura del extracto

El extracto se divide en tres partes: presentación, lista de habilidades y logros, y siguiente paso en tu carrera.

1. Presentación

¿Quién eres? ¿Qué experiencia tienes? Eso es lo que quieren saber los reclutadores cuando empiezan a leer tu CV. Este documento debe servirles para conocerte un poco más, debe impulsarlos a querer conocerte.

El extracto debe despejar esta incógnita del reclutador: ¿sabrá hacer el trabajo? ello, la estructura incluye a continuación las habilidades y logros concretos que te ayudarán a demostrar que te desempeñas bien en tu labor.

2. Habilidades y logros

Define tus habilidades clave y menciona los logros que te diferencian de tus competidores. En este apartado, es importante que los logros y habilidades que incluyes concuerden con la oferta de empleo a la cual aplicas.

En este caso, cada vez que envíes tu CV a una oferta, debes personalizarlo y retocarlo. Ello no significa mentir o solo poner aquello que pide la vacante, sino determinar y considerar lo que encaja de ti en la oferta y aquello que te permite ser el candidato perfecto.

Se ha mencionado anteriormente, pero cuando hables de tus resultados y logros, es mejor si se pueden cuantificar. Por ejemplo, “al implementar una mejora en el proceso, obtuve un rendimiento un 50% superior al que teníamos hasta entonces”.

Si incluso así tienes problemas para desarrollar esta parte, puedes responder a estas tres preguntas que te ayudarán a plasmarlo:

  • ¿Con qué situación me encontré cuando llegué a la empresa?
  • ¿Qué cambios logré? ¿Qué decisiones tomé? ¿Qué acciones adopté?
  • ¿Qué impacto tuvieron esas acciones? ¿Qué resultados obtuve?

3. El siguiente paso en tu carrera

Para desarrollar este apartado en tu currículum, debes determinar cuál es el próximo paso profesional que quieres dar, pero asegúrate de que encaja con la vacante a la cual aplicas.

Otra de las incógnitas que tiene el reclutador es la siguiente: ¿querrá este trabajo? Puedes pensar que como estás postulando a la oferta ello le queda claro, pero no es así.

No vale engañarse. Cuando se busca empleo, a veces se postula a ofertas sin ni siquiera pensar realmente si sería agradable desempeñar ese trabajo, ya que solo se quiere un empleo que permita vivir sin preocuparse por las facturas.

Tener un empleo es muy distinto a querer ese trabajo. A veces van unidos de la mano, pero otras no. Esa pregunta es la que se hace el reclutador cuando lee tu currículum; por ello, el extracto debe dejar en su mente una respuesta muy clara: “sí quiere el trabajo ofrecido”.

Consejos para escribir un extracto eficiente

  • Emplea la primera persona, ya que estás hablando de ti mismo, así que no tiene mucho sentido usar la tercera.
  • Define tu profesión: debe quedar claro a qué te dedicas y hacia dónde quieres guiar tu carrera profesional.
  • No olvides indicar el sector que mejor conoces y el área o función que has desarrollado.
  • Usa esta oportunidad para presentar tus áreas de especialización.
  • Las palabras clave pueden ser grandes aliadas para superar la candidatura.
  • Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Recuerda que se trata de un resumen profesional, así que no debe ocupar más de 4 o 5 líneas.
  • Sé conciso, ya que los reclutadores dedican menos de un minuto a leer un CV.
  • Describe las habilidades que desarrollaste en anteriores experiencias profesionales y que pueden contribuir a conseguir el objetivo de la empresa a la cual estás postulando.
  • Habla de los logros más significativos de tu carrera. Céntrate en los 3 más destacados y no te explayes, ya que tienes poco tiempo y espacio.
  • Proactividad y compromiso: eso es lo que los directores de RR.HH. quieren ver en ti, en este caso, en tu CV.
  • No lo centres solo en ti: habla del equipo, compañeros y mánagers que te han ayudado a conseguir tus logros.
  • Humanízalo: incluye valores como la persistencia, el trabajo en equipo, etc.
  • Sé apasionado. La empresa quiere saber realmente si tu trabajo te apasiona, así que plásmalo en el currículum.
  • Enfócate en tus objetivos profesionales, no tanto en la empresa, sino en esos proyectos en los cuales como profesional te gustaría trabajar.
  • Finaliza con una llamada a la acción, con algo para que quiera saber más sobre ti.

Si implementas todos estos consejos en tu currículum vitae, seguramente tus candidaturas mejoren y recibas más llamadas para entrevistas de trabajo.

Existen muchos motivos que interfieren a la hora de conseguir un empleo, así que no permitas que el extracto juegue en tu contra. Úsalo para que el reclutador no dude de tu capacidad y de tus ganas de formar parte del proyecto.

Recuerda antes de postular debes revisar tu CV y personalizarlo para la oferta. En CompuTrabajo, puedes añadir un CV diferente para cada puesto al que apliques.

Ahora sí es el momento de encontrar el próximo trabajo de tu carrera profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *