Consigue tu primer empleo

primer_empleo

Sin lugar a dudas, uno de los momentos más retadores en la vida profesional de una persona es buscar por primera vez un empleo.

Quizá sientas que no estás lo suficientemente preparado para asumir esa nueva etapa, pero debes estar orgulloso de haber llegado a este punto. Tu primer empleo te ayudará a definir el rumbo profesional que quieres tomar y te regalará las más grandes satisfacciones a lo largo de tu vida.

Existen pasos específicos que puedes dar para que tu búsqueda sea más llevadera y una oportunidad ideal se convierta en una propuesta. Por ello, hoy queremos brindarte una guía práctica para que logres insertarte en el mercado laboral.

Es muy importante que, antes de poner manos a la obra, tengas claros tus objetivos y visualices dónde quieres estar en un corto, mediano y largo plazo. En función de esta visión a futuro, puedes diseñar un plan de acción considerando los pasos que te van a permitir llegar justo ahí donde te imaginas. Recuerda que el orden y la disciplina son virtudes propias de los grandes.

Crea tu marca personal

El primer paso que debes dar cuando inicias tu primera búsqueda de empleo es planear la estrategia que vas a seguir para darte a conocer en las empresas donde te interesa trabajar. Construye tu marca personal tal y como si estuvieras construyendo un producto que quieres vender. Piensa en cuáles son tus fortalezas y, sobre todo, determina con claridad cuáles son los talentos que posees y que te diferencian de los demás. A continuación, te presentaremos los pasos que debes seguir para poder lograrlo:

1. Redacta tu CV. Se puede pensar que al querer obtener el primer trabajo no hace falta contar con un currículum, ya que prácticamente la experiencia profesional es nula. Sin embargo, este primer documento debe ser pensado y creado estratégicamente, con la firme intención de resaltar esas experiencias que poco a poco te han acercado a definir hacia dónde te quieres dirigir.

Puedes incluir las actividades en las que has participado durante tu etapa de estudiante como pasante o becario, e incluso resaltar tus voluntariados. Si no contaras con este tipo de experiencias, puedes describir algunas de las habilidades que has adquirido de manera autodidacta. Por ejemplo: si eres bueno para hacer videos, no dudes en destacar tus aptitudes e incluir un link donde puedan ver algunas de los proyectos que has desarrollado.

2. Crea un perfil en CompuTrabajo. Nuestra plataforma es muy amigable y cuenta con una gran cantidad de vacantes que pueden ajustarse a tus intereses. Es importante que apliques solamente a aquellas ofertas que resulten atractivas para ti y en las que pueda encajar bien tu perfil. Nuestra plataforma te brinda la posibilidad de darle seguimiento al estado de tus candidaturas, ya que, cada vez que vas avanzando a la siguiente etapa o no, te llegará una notificación a tu correo electrónico a fin de que te prepares para el siguiente paso o sigas buscando otras vacantes. Ingresa a www.computrabajo.com.pe   y atrévete a vivir la experiencia.

3. Incluye tu perfil profesional en redes sociales. Una de las fuentes de consulta más populares de los reclutadores para captar talento joven son las Redes Sociales. Procura que este espacio sea lo más profesional posible y no dejes de incluir cada detalle de tus habilidades y de tu formación académica. Este perfil profesional debe incluir un titular que esté compuesto por palabras clave con los nombres de aquellas posiciones que te interesa ocupar. Por ejemplo: si eres un apasionado de las redes sociales, tu titular puede ser “Community Manager”; de esa forma, los reclutadores te podrán perfilar hacia esa dirección.

Dentro de este perfil, también debes incluir una fotografía de buena calidad que refleje tu lado profesional, así como información biográfica donde presentes una cronología de tu escolaridad, cursos y voluntariados. Es importante que cuides tus publicaciones diarias y prestes mucha atención a la calidad de tus imágenes, tu redacción y vocabulario. Recuerda que este espacio es tu carta de presentación en la red.

También puedes aplicar a vacantes a través de este canal. Elige las empresas a las que quieres aplicar y síguelas en redes sociales.

4. Empieza a hacer networking. Gran parte del éxito de todo profesional es su capacidad para relacionarse con otros, ya que esto abre puertas a las que puedes sacarle provecho y pueden representar grandes experiencias adquiridas durante estos primeros pasos. Tomar un curso de un tema que sea de tu interés puede ser un buen inicio para empezar a armar tu red de contactos. Recuerda que la vida está llena de coincidencias. Participa también en encuentros (virtuales) para conocer e interactuar con profesionales del sector en el que te quieras desempeñar.

5. Investiga sobre las empresas donde te interesa trabajar. Antes de postularte a cualquier vacante, debes asegurarte de que la organización esté alineada a tus valores y cuente con una buena reputación como marca empleadora. Puedes revisar los testimonios de algunos colaboradores que comparten sus experiencias. Ello te dará claridad para saber si vas por el camino correcto.

6. Redacta cartas de presentación personalizadas. Este documento puede ser tu pase a la entrevista en ese lugar donde te interesa trabajar, ya que te permite mostrar tu interés por obtener una posición en la empresa. Para hacer uso de este recurso, será sumamente importante que realices una investigación previa que te permita conocer el nombre y correo electrónico de la persona a quien le dirigirás la carta, para que sea una comunicación personalizada.

En este documento, debes incluir también la fecha y el lugar donde te encuentras, una breve presentación de dos o tres líneas donde expreses tu objetivo profesional y dos párrafos más donde expliques los motivos por los que te interesa trabajar en la empresa, así como una breve despedida. Al finalizarla, no olvides incluir tus datos de contacto.

Cómo enfrentar la primera entrevista

Si te ha llegado el momento de enfrentarte por primera vez con el reclutador, es muy importante que logres controlar tus nervios y, sobre todo, tengas mucho cuidado con tu lenguaje corporal. Para lograrlo, aquí te dejamos algunos consejos a fin de que te presentes lo más preparado posible:

1. Ensaya la entrevista. Obsérvate frente al espejo o pídele a un amigo que se convierta en tu entrevistador para que pueda darte una opinión sincera sobre tu desempeño. También puedes consultar nuestros vídeos sobre consejos y preguntas para preparar mejor ese primer encuentro.

2. Investiga sobre el código de vestimenta de los colaboradores. Es muy importante que te adaptes a la línea que la empresa maneja en este sentido. Recuerda que las empresas, además de valorar tu talento, también buscarán que te identifiques con su cultura organizacional.

Quizás en estos tiempos de pandemia te recluten de manera completamente remota, ya que, en los últimos seis meses, el uso de la videoentrevista para fines de selección se ha incrementado exponencialmente. Esta es una tendencia que ha llegado para quedarse de forma permanente, pues permite acortar tiempos, evita desplazamientos y disminuye riesgos. Si ese fuera tu caso, sigue exactamente las mismas reglas, es decir, cuida cada detalle de tu imagen.

3. Lleva impreso tu currículum. Dicen que una persona prevenida vale por dos; por lo tanto, no olvides llevar siempre contigo uno o dos currículums por si el reclutador te lo llegara a solicitar en el momento de la entrevista. Recuerda que ellos revisan muchos perfiles y se pueden olvidar de ciertos detalles que pueden marcar diferencias a la hora de tomar la decisión.

4. Llega puntual a tu cita. La puntualidad no implica llegar media hora antes de lo pactado ni unos minutos después, ya que debes considerar que seguramente otras personas también están citadas y podrían estar esperando. Procura llegar 10 minutos antes de la hora para demostrar tanto tu responsabilidad como tu profesionalismo. Si tu entrevista es virtual, anticípate y descarga la herramienta un día antes para que no surjan imprevistos que te impidan estar a tiempo.

5. No digas mentiras. Es muy importante que seas muy honesto con tu entrevistador y que le dejes ver las ganas que tienes de iniciar una vida laboral. Evita hacer falsas promesas y tratar de destacar habilidades que no posees, ya que esto solamente puede provocar que tu reclutador te descarte del proceso y pierdas así la oportunidad de obtener tu primer empleo.

Si las cosas no salen a la primera, inténtalo las veces que sea necesario

Recuerda que buscar trabajo es un trabajo. No dejes de tocar puertas, porque eso te acercará cada vez más a obtener el empleo que tanto estás esperando y que te llevará justo ahí donde quieres estar. La constancia es un elemento clave que te ayudará a tomar el camino correcto.

Probablemente en tu primer intento no obtendrás lo que tenías en mente. Sin embargo, recuerda que esos momentos ayudan a fortalecer el carácter e incentivan a tener más activo que nunca ese espíritu de superación que debe prevalecer por sobre todas las adversidades. ¡No bajes la guardia!


3 comentarios en «Consigue tu primer empleo»

  1. soy un joven de 18 años que quiere crecer profesionalmente, estuve estudiando Administración pero fueron truncados por lo de la pandemia pero los volveré a inicial en el próximo año, quiero ganar experiencia, cuento con el animo y las ganas, resido en chorrillos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *