¿Estás buscando un nuevo reto laboral? La motivación te abrirá las puertas del éxito

motivacion_nuevo_trabajo

Uno de los grandes desafíos al que todos sin excepción nos enfrentamos en la vida es disponernos a buscar trabajo, ya que para ello se necesitan altas dosis de voluntad, constancia y esfuerzo ante un mundo tan dinámico en el que la incertidumbre está más presente que nunca. Por tanto, en este artículo queremos brindarte algunos consejos para que mantengas la energía a tope durante ese viaje que te llevará a abrir las puertas de la empresa en la quieres trabajar.

Explorar nuevas oportunidades es tan válido para aquel que no tiene un empleo, como para quien sí lo tiene, ya que esta decisión implica lograr un desarrollo profesional con mayor definición, así como un aumento significativo de oportunidades de adquirir nuevas habilidades y conocimientos, y de acceder a un salario y un paquete de beneficios más atractivo. Para ello, la actitud y la motivación serán esos motores que te permitirán recorrer tantos kilómetros como sea necesario.

Decálogo para alimentar la motivación

1. Mantén una actitud positiva. Esta será una clave esencial para llevar un proceso exitoso en tu búsqueda de empleo. Para ello, es de suma importancia que te comprometas a luchar por tu causa, ya que los resultados dependerán exclusivamente de ti.

Saca de tu mente todos aquellos factores pesimistas, como la crisis, la pérdida de empleo y la castigada oferta salarial. No te permitas vivir historias ajenas y atrévete a escribir tú mismo la historia que te mereces vivir.

2. Define tu objetivo. Piensa hacia dónde quieres dirigir tu carrera profesional y define por qué es importante darle un giro a tu actividad laboral. Es importante que establezcas metas realistas que vayan de acuerdo a tu formación, habilidades y experiencia. Determina cuál es la posición que te gustaría ocupar en el corto plazo en una empresa y busca precisamente esa vacante. A veces deseamos tanto encontrar un empleo que empezamos a postular a todas las vacantes que encontramos para aumentar las posibilidades de que nuestro perfil sea visto; pero tener tantos frentes abiertos solamente agotará tu energía y disminuirá tus niveles de motivación. No pierdas tu enfoque y busca lo que con certeza sabes que te hará feliz.

3. Visualiza tu meta. Este paso es crucial para conseguir ese trabajo que tanto deseas. Imagina cómo será tu día a día realizando actividades que te apasionan y te hacen sentir realizado. Para ello, puedes echar a volar tu creatividad y elaborar un collage con algunas imágenes que reproduzcan esa realidad laboral que quieres vivir. Ponlo en un lugar donde lo tengas visible para que tu meta esté presente en tu primer y último pensamiento del día.

4. Diseña una estrategia. Piensa en todas aquellas tareas que debes realizar para conseguir ese empleo que tanto deseas. Invierte tiempo en tu formación, demuestra disposición para lograr nuevos aprendizajes y desarrollar otras habilidades, e investiga todo sobre aquellas empresas a las cuales te interesa postular. Recuerda que gran parte del éxito de un profesional radica en emplearse en un lugar donde compartan sus valores y su misión.

Calendariza tus actividades y establece plazos para concluirlas. Ello te permitirá medir si realmente estás evolucionando como lo tenías previsto y reconducir tus actividades si no te están acercando al objetivo que te has propuesto alcanzar.

5. Diversifica tus actividades. No te enfrasques en únicamente buscar empleo, ya que ello solo provocará que tu estado de ánimo decaiga por completo. Atiende todas las áreas de tu vida: comparte momentos con tu familia o amigos, destina tiempo para tu formación continua y, en caso de que tengas un trabajo, enfócate en él mientras lo realices. Fija un tiempo específico para buscar empleo activamente, pero no conviertas ello en tu actividad primordial. El equilibrio es la vitamina de la motivación.

6. Recompensa tu esfuerzo. Si has avanzado en algún proceso de reclutamiento o has sido llamado a entrevista, considéralo como un pequeño avance que te está acercando a la meta. Toma pequeños descansos para recargar energías y volver a estar al 100%. Tal vez un par de días desconectado de la consulta de vacantes te vendrían bastante bien para reabastecerte de motivación.

7. Busca fuentes de inspiración. No dejes de imaginar la grandeza a la que quieres llegar. Cambia tus puntos de referencia e inspírate en aquellos profesionales que, a base de esfuerzo y perseverancia, han llegado justo donde tú quieres estar. Atrévete a romper tus propios paradigmas y reconoce tus capacidades. Nunca dejes de creer que puedes lograr todo lo que te propongas.

8. No te permitas sentir frustración. Ser descartado en un proceso de selección es parte de la experiencia que debes vivir en tu búsqueda de empleo. Acepta esa decisión y sigue avanzando. Piensa que cada experiencia te acerca más y más a tu meta final.

9. No pierdas de vista los motivos por lo que quieres un nuevo trabajo.  Puede suceder que, tras varias semanas o incluso meses de iniciar una búsqueda de empleo, olvides tu objetivo inicial. Elabora un listado de cuáles son tus aspiraciones en términos profesionales y léelo tantas veces sea necesario. Permítete recordarte durante los momentos más difíciles que eres capaz de llegar a donde tú quieras.

10. No renuncies a tu objetivo. Quizás el camino que recorras no se torne fácil y te lleve algún tiempo encontrar eso que estás buscando. Lo importante es que siempre intentes conseguir ese trabajo que tanto deseas. No bajes la guardia y demuéstrate de qué estás hecho.

Ten cerca a tus grandes aliados

Es muy importante que en este camino construyas una red de apoyo que te impulse cada día a alcanzar tu meta laboral. Registra tu CV en www.computrabajo.com.pe y accede a los más de 24 mil avisos que tenemos disponibles en nuestra plataforma. Queremos acompañarte en esa ruta que te llevará al éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.