¿Qué verbos deben estar presentes en tu currículum?

verbos_CV

Usar verbos de acción en tu currículum vitae pueden convertirlo en uno brillante. Cada verbo utilizado puede ayudarte a crear una imagen en la cabeza del reclutador y pasar el filtrado automático de ciertos softwares.

Emplear este tipo de palabras en tu CV no es tan sencillo como escribir una lista de verbos y esperar a que ocurra un milagro, sino que estos deben utilizarse de forma inteligente en tu currículum para que dé resultados. Úsalos en los apartados donde puedas explicar tus funciones pasadas, en la sección de las habilidades y también en el extracto.

¿Qué verbos escojo?

En la selección de verbos, debes ser estratégico y usar aquellos que mejor describan tu experiencia y tus habilidades. Es importante emplear verbos que te hagan destacar e incidan directamente en el la persona que va a leerlo: el reclutador.

Un sobreexceso puede ser perjudicial para tu CV, ya que, si está demasiado lleno de verbos, estos no destacarán. Analiza bien qué quieres expresar y escoge hábilmente las palabras que pueden ayudarte.

Enfócate en aquello que pretendes destacar y minimiza la información irrelevante. Recuerda que el reclutador dedicará menos de un minuto a decidir si revisa a fondo tu currículum vitae o no.

Se ha comentado en otras ocasiones que tu perfil debe estar enfocado en el nuevo reto al cual quieres enfrentarte.

Por ejemplo, si el nuevo paso que quieres dar es convertirte en mánager, describe tus habilidades y experiencias usando verbos que denoten liderazgo, tales como liderar, encabezar, conducir, defender, reforzar…

Otros verbos que pueden ayudarte a crear una imagen potente en la mente del reclutador son fundar, administrar, crear, dirigir o supervisar. En este sentido, es recomendable, por el contrario, que si estás postulando a un puesto que no sea de dirección de equipos, no utilices verbos como los anteriormente citados, porque podrían hacerte parecer sobrepreparado y así perderías  la oportunidad de acceder a la entrevista.

Los verbos de tu sector también inclinan la balanza

Para demostrar que eres un experto en tu sector, es importante que en tu currículum aparezcan verbos propios de ese campo.

Por ejemplo, si eres un profesional de IT, deben aparecer los siguientes verbos: codificar, implementar, instalar, programar, resetear, hackear…

Y si por ejemplo eres médico, usa chequear, investigar, documentar, recetar, biopsiar…

Es decir, en tu experiencia laboral, cuando resumas brevemente tus funciones en ese cargo, puedes incluir uno o dos verbos. De este modo, obtienes dos beneficios: el primero es usar palabras clave para superar  los filtros automáticos de las empresas, y el segundo es darle información específica al gestor acerca de qué labores has desempeñado en anteriores puestos.

El extracto

Es lo primero que el gestor de recursos humanos leerá en tu CV, por lo que ello tiene una gran influencia para determinar si continúa o no leyendo tu currículum.

El extracto debe tener la siguiente estructura: presentación, y lista de habilidades y logros; por último, explica cuál es el siguiente paso que quieres dar en tu carrera.

Usa verbos de acción para que este apartado resalte. Si quieres demostrar eficiencia, usa los siguientes: mejorar, avanzar, maximizar. Si lo que quieres es demostrar tu creatividad, considera estos: crear, idear, implementar o iniciar.

Este apartado no debe ser excesivamente largo; unas 200 palabras es la cantidad óptima para presentarte y llamar la atención del reclutador. Si tu CV tiene un extracto mucho más largo, revisa que todo lo expresado en él sea importante.

La experiencia profesional

Es recomendable describir tu experiencia profesional considerando la siguiente estructura: Proyecto (contexto, puestos y funciones), Actividad y Resultados. Esta manera le facilita a los reclutadores identificar tus capacidades. Usa los verbos indicados para detallar tu experiencia y cuantificar los resultados, a fin de expresar un mensaje claro y preciso.

Evita el uso repetitivo de hacer o tener. Resulta más profesional usar verbos como supervisar, administrar, asesorar, realizar y otros similares.

Las habilidades también pueden ayudarte

En este apartado del CV, puedes emplear verbos en participio, para describir cómo eres.

Uno de los más usados es organizado. Esta característica denota que puedes priorizar unos temas por encima de otros, ya que el orden puede ser físico y mental. Si eres organizado, seguramente llevas una agenda con los temas pendientes y le das la prioridad necesaria para finalizar las actividades planificadas antes de la fecha de entrega correspondiente.

Disciplinado o creativo son también dos rasgos que demuestran una actitud activa ante ciertas situaciones.

Es importante que tras leer tu perfil el reclutador tenga la sensación de que eres una persona en constante evolución y con la capacidad de hacer que las cosas sucedan.

Si tu currículum está lleno de palabras que permiten pensar que eres lento o tienes un carácter pasivo, pueden descartarte de ciertos puestos, sobre todo de los directivos.

Estos consejos no están orientados a que llenes el apartado de habilidades de características. Resulta importante saber gestionar bien el espacio de tu CV y usar el lenguaje idóneo para que, a partir del análisis de tu currículum, el reclutador tenga ganas de conocerte.

¿Cómo revisar tu currículum?

Seguramente has revisado tu currículum vitae muchas veces y no sabes por qué no te llaman. Es posible que lo que expresado en tu CV difiera de lo que tú pretendes realmente transmitir.

Eso pasa muy a menudo, ya que cuando se trabaja mucho tiempo en un documento, la mente rellena los vacíos de información,  porque quien redacta tiene muy claro el mensaje, aunque no esté bien plasmado en el documento.

En estos casos, tras revisar los verbos y adjetivos usados, es importante dejar de leerloun rato y volver a analizarlo más tarde, con la cabeza despejada.

Otro consejo es pedir a alguien que lo lea y te dé sus impresiones; no es cuestión de que lo corrija, sino de que te comente qué percibe tras su lectura.

Pídele que te explique cómo ve a ese profesional, a qué se dedica y qué está buscando. Puedes incluso solicitarle que lo revise sin haber indicado   tus datos de contacto, para que te brinde su opinión de manera más objetiva.

Si sus respuestas no coinciden con tu objetivo, ya sabes que el CV no concuerda con tus intenciones y en ese caso es momento de volver a redactarlo.

Siempre es importante considerar que el reclutador no te conoce y que dispone de poco tiempo para revisar miles de currículums.

Con toda esta información en mente, es hora de ponerse en marcha y redactar un buen currículum empleando palabras clave y verbos para superar los filtros automáticos y llamar la atención del reclutador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.